15 de abril de 2011

Entrevista al Prof. Felipe Marquina Pisconte


Felipe Marquina Pisconte:

“Soy maestro de vocación…”
Prof. Marquina en close up

Escribe: Américo García Maldonado
 
Profesor de historia del Perú. 70 años. Dos hijas. Dos nietos. Una miopía congénita no le impidió lograr el sueño de ser maestro de escuela.  “Los profesores no están bien preparados, han perdido autoridad, no hay disciplina” “Los alumnos no respetan los símbolos patrios” afirma  “Amo a nuestra escuela porque es parte de mi vida” dice con orgullo.

¿Quién no lo recuerda?... si le sacó lustre a la enseñanza. Aún nos parece verlo al lado del pizarrón. Saco gris, camisa blanca y corbata a tono. Anteojos gruesos y  peinado prolijo. Una mano aferrada a la solapa. Y la otra, con la tiza entre los dedos, anotando de épocas Precolombinas. De los Incas y del Virreinato. De San Martín, Bolívar, Bolognesi. Mil historias… mil preguntas. 

Hoy, que el tiempo tamizó y embelleció los recuerdos, invertimos los roles. Y es el maestro quien resuelve el cuestionario. “Te espero mañana a las diez…” nos dijo, culminando la cita telefónica. Al día siguiente, con el grabador en el bolso y las preguntas bajo el brazo, fuimos a su encuentro. No esperamos una clase magistral, ni calificaremos sus respuestas. Pretendemos, tan solo, escuchar algo de su propia historia.

Llegamos. Bajo la fría mañana y la hora señalada, el timbre llamó a la puerta. Nos recibe en su casa de Jesús María. Cuadra 12 de Arnaldo Márquez. Aún conserva la sobriedad de antaño. Alto, cabello cano y rostro pacífico. Un fuerte abrazo es el inicio de una charla amena y emotiva “Siéntate… ponte cómodo” dice, señalando el amplio sillón. Abordamos otros temas para entrar en clima. Y fuimos al grano.


En la tranquilidad de su hogar
 Profesor ¿Dónde nació?
“En la maternidad de Lima. El 1° de mayo de 1940. Mis primeros 20 años los viví en el barrio Cuartel Primero del Cercado de Lima. Cuadra 5 del jr. Angaraes”
¿Cómo era de niño?
“Fui un chico tranquilo, callado, tímido y muy responsable. Tengo varios hermanos, pero, me crié con mis abuelos. Eran personas mayores, tal vez eso influenció en mi carácter”
¿Dónde estudió la primaria?
“En el Centro Escolar 2 de mayo Nº 440, colegio conocido como ‘Malambito’. Desde aquella época supe que sería profesor. Por eso, soy  maestro de vocación”
¿La secundaria?
“En el Guadalupe. De 1955 a 1959. En ese tiempo se daba examen de ingreso. El colegio era militarizado. Los auxiliares y jefes de conducta eran militares. Resulta que, en 1948, los guadalupanos hicieron una huelga exigiendo mejoras en los alimentos del alumnado interno. Se armó la trifulca y hasta hubo un muerto. A raíz de eso, el gobierno de facto de Manuel Odria, decretó que el colegio sea militarizado. Luego, en 1957,  volvió a la civilidad”
¿En que materia sobresalió?
“Dominaba de todo un poco, por eso terminé invicto. Pero más me gustaba Historia del Perú”
¿Algún maestro lo marcó?
“Sí...el Dr. Jorge Vivanco Pinillos. Gran historiador. Publicó obras sobre Ramón Castilla, Santa Rosa de Lima, San Martín de Porres entre otras. Su obra sobre Castilla, me impactó tanto que reforzó mi vocación”
¿Cómo era el Dr. Pedro Coronado?
“Un excelente biólogo. Exigente, trabajador y muy responsable. En 1° año fue mi profesor de Botánica. Quería que el alumno aprenda en profundidad. Teníamos contacto directo con las plantas. Un verdadero educador”

Durante un reinado, año 1969
 ¿Alguna anécdota?
“Era muy gracioso. Combinaba la seriedad de la clase con algunas bromas. En los exámenes, dictaba las preguntas y se paseaba por el salón cantando sus huaynos, como buen chotano. Una vez, a un alumno que había respondido mal, le preguntó: ¿Cuantos son los dedos de las manos? “Diez” dijo el alumno. ¿Y de una mano? “Cinco” respondió. “Entonces, esa es tu nota…” acotó el maestro, ante la risa generalizada”
¿Cómo falleció?
 “Después de ser director del Guadalupe, lo nombran Director General de Educación. Era el gobierno de Fernando Belaúnde, en 1963. Cierto día, estando en su casa, sufrió un accidente. Había un animalito herido en el techo. Subió en su ayuda. Resbaló y cayó al vacío”
¿Y sus estudios Universitarios?
“Los realicé en La Cantuta. Se llamaba Escuela Normal Superior Enrique Guzmán y Valle. Fui alumno interno. Me enseñaron prestigiosos maestros, como: Juan Augusto Benavides Estrada, autor de textos de geografía. También, Walter Peñaloza Ramella, un gran filósofo que llegó ser a Rector”
¿Nuestro colegio nace como anexo del Guadalupe?
“No. En 1964, en el Cercado, había gran demanda de vacantes. El Guadalupe, absorbía esas vacantes. Pero, no pudo soportar tanta presión estudiantil. Entonces, el Ministerio de Educación, resuelve crear el Colegio Nacional del Cercado de Lima. Aquel excedente de alumnos, se inscribieron en el nuevo plantel. Así fue”
¿Como deciden el nombre? “El director organizador, Dr. José Sánchez Duárez, convocó a los docentes para que dieran su opinión sobre el nombre del nuevo plantel. Carlos Zarria, German Lizarzaburo, Elio Palomino y yo, que habíamos sido alumnos del Dr. Pedro Coronado, propusimos su nombre. Se sumaron a la idea  los colegas: Ernesto Loayza y Oswaldo Díaz”

En blanco y negro
 ¿Allí empezó en la docencia?
“Así es… También enseñaba en el 2 de mayo del Callao y el Pedro A. Labarthe de La Victoria. Pero, en esas escuelas, solo fui ‘ave de paso’. Al Coronado llegué para quedarme, empecé en 1964 hasta 1987 y me jubilé. Más tarde, trabajé en la universidad Inca Garcilaso de la Vega. Dictaba dos cursos: Historia crítica de la cultura peruana y Realidad nacional, hasta 1998”
¿Qué le significan los 46 años del plantel?
“Significa mucho, toda mi vida laboral la desempeñé allí, por eso lo quiero tanto. Incluso, desempeñé labores sin esperar nada a cambio. Trajimos al director de la banda guadalupana, Eusebio Orellana, apodado ‘vinagre’ por su mal carácter. Nos asesoró en la compra de instrumentos: 6 trompetas y 12 tambores. Al lado de los colegas: Loayza, Quispe, Tejada, Huyhua y Zarria, hicimos actividades para comprar más instrumentos. En 1968, el colegio obtuvo el gallardete de honor, por ser quien mejor desfiló en el Campo de Marte. En 1969 junto al profesor Loayza y el periodista Guido Monteverde, realizamos una verbena inolvidable en el auditorio guadalupano. Todo lo hicimos por amor al colegio”
Sus ex alumnos le guardan respeto y cariño ¿Qué le sugiere?
“Me hace muy feliz. Yo solo hice lo que tenía que hacer. Valió el esfuerzo hecho con  limpieza y honradez. La satisfacción está en el trabajo con los jóvenes. Distintas promociones me visitan y me invitan a sus reuniones. La promoción que más recuerdo es la de 1969. Con las palomilladas de todo joven, pero buenos chicos. Hoy, la mayoría son profesionales, eso me reconforta”
Si no hubiera sido maestro ¿Qué?
“De todas maneras hubiera sido maestro”
¿Qué le parece la educación actual?
“Tiene virtudes y defectos”
¿Qué virtudes?
“Se hace un trabajo en el cultivo de los Valores. Existe el curso de Razonamiento Matemático y Comunicación, lo cual incluye gramática, castellano, literatura, comprensión de lectura, razonamiento verbal. Se le incentiva al alumno a crear textos, cuentos, poesías. Participan en obras de teatro. Eso es muy bueno”
¿Y defectos?
“La pérdida de la disciplina. Los profesores no se hacen respetar.  No están bien preparados. Muchos que intentan seguir otra carrera y no lo consiguen, terminan siendo profesores. Y la docencia se convierte en un refugio para ellos. Ya no existe el curso de Historia del Perú, Historia Universal ni Geografía, todo se ha agrupado como Ciencias Sociales. No es ni chicha ni limonada. Tampoco Ciencias Naturales, a través de la Química y la Biología

Con la escolta del Pedro Coronado Arrascue
 ¿Hay falta de civismo en los alumnos?
“Sí… antes el curso de Historia del Perú, motivaba una buena formación cívica. El amor a los símbolos patrios. Hoy en día, los alumnos, al entonar el himno nacional, no lo hacen con unción y respeto. Por suerte, hay excepciones, tuve la oportunidad de estar en Tumbes y en Tacna. Los niños de primaria, con qué amor tratan nuestros símbolos. Es conmovedor. Cantan con el corazón. Tacna sufrió tanto en la guerra con Chile. Lo mismo Tumbes en el conflicto con el Ecuador. El civismo que muestran es un ejemplo”
¿Cómo es un día de su vida?
“Vivo solo. Me levanto a la 6 de la mañana. Desayuno. Escucho las noticias por la radio, en especial temas políticos. A media mañana me preparo mis alimentos para el almuerzo. Por la tarde, escucho los programas de TV. Tanbien escucho música. Tengo una vida tranquila”
Si retrocediera en el tiempo y tuviera enfrente al Felipe de 15 años ¿Qué le diría?
“Que siga el camino del Felipe que esta viejo, enmendando muchos errores que cometió en su vida”
¿Puede hablarnos de su problema visual?
“Nací con una miopía congénita. Me fortificaron la retina y el nervio óptico. Por prescripción médica, empecé a estudiar a los 10 años de edad. Ejerciendo mi profesión, la situación se mantuvo estable, pero, en 1976 sufrí desgarro de retina. La miopía avanzó y se atrofió el nervio óptico. Eso me deprime, pero la presencia de algunos colegas y ex alumnos me levantan el ánimo. Me dan ganas de seguir viviendo”

Con la Primera Promoción Mujeres - 1981
 El año pasado prometió estudiar Derecho…
“Es cierto, pero mi problema visual no me permite. Hasta el año pasado anduve bien. Ahora la cosa cambió. Esa es mi realidad. En reuniones familiares discutimos con mis hijas y mis yernos, que también son abogados, temas al respecto. El Derecho me apasiona”
¿Se enorgullece de algo?
“Sí…de mis abuelos. Gente muy pobre. Muchas veces solo había para un té y un pan. Sin embargo, se preocuparon que terminara mis estudios. Gracias a ellos soy lo que soy. También me enorgullezco de mis hijas: Lourdes Patricia y Lidia Pilar. Las dos son abogadas y ya me hicieron abuelo. Y me enorgullezco de haber pertenecido al Pedro Coronado Arrascue”
¿Un libro?
“‘Clases, Estado y Nación en el Perú’. Autor: Julio Cotler”
¿Un director?
“Juan Bautista Scarsi Valdivia”


El profesor y el discípulo 
y autor de la entrevista: Américo García
  ¿Un colega? 
“Ernesto Loayza Rivera”
¿Un alumno?
“Todos”
¿Un hombre?
“Víctor Raúl Haya de la Torre
¿Una mujer?
“La madre de mis hijas”
¿Un momento feliz?
“El nacimiento de mis hijas y de mis nietos”
¿Un momento triste?
“La pérdida de mis abuelos”
¿A quién mandaría al cielo?
“A mis seres queridos”
¿A quién mandaría al infierno?
“A los que por algún motivo me detestan”  (Risas).
¿A quién le diría gracias?
“A la vida”


                              ******************************

6 comentarios:

  1. Gracias, Américo, me ha resultado reconfortante leer esta genial entrevista a nuestro profesor Marquina. Como dicen los argentinos: "Sos un fenómeno".

    ResponderEliminar
  2. Como no recordar al Profesor Marquina. Alguna vez le escuche decir algo como esto: "la peor democracia es siempre preferible a la mejor dictadura"
    Sus palabras resultaron premonitorias y marcaron mi vida para siempre.
    Flotaba en el ambiente la posibilidad de un golpe militar para derrocar a Belaunde.
    El dia del golpe marche con los estudiantes en contra de la dictadura y celebre once años despues la restitución de la democracia.
    Gracias por su inspiración...

    ResponderEliminar
  3. Un saludo cordial al MAESTRO MARQUINA PISCONTE, gracias Americo por colgar esta interesante entrevista, mi nombre es Alfredo Flores Vives antiguo alumno del COLEGIO Pedro Coronado Arrascue, Promoción 1978, hemos tenido oportunidad de reunirnos con un grupo de compañeros de Promoción y recordando a los buenos profesores que hemos tenido en nuestra Alma Mater había consenso, uno de ellos el Maestro Marquina, Gracias Maestro por tan interesantes clases de Historia, La Guerra del Pacifico la pudimos vivir en nuestra mente por la forma tan didáctica de hacer su clase, recuerdo hasta ahora el libro de consulta HISTORIA DE LA REPÚBLICA DEL PERÚ, DE JORGE BASADRE que era inalcanzable en ese entonces no había Internet y no había suficientes recursos Económicos pero en clase no teníamos necesidad de ningún recurso Tecnológico, teníamos a un maestro de Vocación el Maestro Marquina. Gracias Maestro
    Alfredo Flores Vives
    PROMOCIÓN 1978
    Economista

    ResponderEliminar
  4. Apreciado Alfredo Flores Vives, apreciamos tu comentario en torno al Profesor Marquina y, para adelantarte, Américo estará igualmente entrevistando a otros de nuestros profesores de antaño y, porqué no, de hoy, para enriquecer siempre nuestras páginas de este blog que intenta unir a las generaciones Coronadinas de ayer, hoy y siempre. Si no es mucho pedirte, favor escríbenos a nuestra dirección email: asepeco@gmail.com, para que nos proporciones mayor información para ingresar a nuestra data, misma que estaremos compartiendo contigo. Un saludo fraterno, que Dios sea contigo, y éxitos. Cordialmente.

    ResponderEliminar
  5. Hola a todos disculpen mi intromision asu blog pero puedo decirles que hace mucho tiempo no veo al Profesor Marquina ,tuve la oportunidad de conocerlo cuando trabajaba en un a Editorial Universo y Editorial Nuevo Mundo de esos años fue en la decada de lso 80 y ya no lo volvi a ver ,gran persona y motivadora,me gustaria ver su correo y poder contactyarme con el profesor espero poder hacerlo .un gusto .josue pantoja aquino.06841623

    ResponderEliminar
  6. Recien encontre el BLOG de ex-Alumnos y lei la entrevista al "Profe" Marquina. Que de recuerdos nos trae. Se agradeze la iniciativa pues mi lema es RECORDAR ES VIVIR.
    Termine en la Promocion de 1973 y por supuesto el "Profe" de Historia fue uno de las pilares en nuestra formacion.

    Un Saludo a la distancia ... Enrique Cairampoma... Radicando en Singapur...Mayo de 2014

    ResponderEliminar